La intención de fomentar a nivel internacional la concienciación sobre la importancia vital del agua dulce y tomar atención sobre la gestión que se realiza o no para cuidar su uso, llevó a que diferentes países tomaran la decisión de crear un día internacional conmemorativo para este recurso en la Conferencia de las Naciones Unidad sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) en el año de 1992 durante el evento celebrado en Río de Janeiro, Brasil.

Es así, que quedó establecido el 22 de Marzo de cada año, la fecha en que diferentes Estados a nivel mundial incentivan a sus ciudadanos a tomar mucha atención sobre este recurso, vital para la supervivencia del ser humano.

Así como no se puede vivir respirando un aire contaminado, tampoco se puede vivir, bebiendo un agua contaminada o sin beberla.

bath-shower-bathroom-clean-160833

A nivel mundial, algunas cuencas y países reciben cantidades de agua relativamente abundantes a lo largo de todo el año. Sin embargo, en algunas zonas las precipitaciones pueden estar muy concentradas durante una época de lluvias en particular. Por el contrario, la lluvia puede ser escasa en temporadas secas prolongadas que duran muchos meses. A menos que haya suficiente infraestructura artificial y natural para manejar y almacenar el agua que llega durante la temporada de lluvias, es posible que algunas zonas en un país permanezcan áridas durante períodos prolongados. Este es precisamente el caso de muchas de las áreas clasificadas de baja escasez económica en la Figura presentada. La noción de escasez económica no solo se debe a la falta de fondos disponibles para la infraestructura, refleja también la necesidad de desarrollar las capacidades humanas e institucionales y/o los marcos jurídicos y normativos a fin de garantizar una buena gobernabilidad en la gestión de los recursos hídricos, definida anteriormente como un tercer tipo de escasez de agua, es decir, la escasez de agua institucional.

Hoy en día, cuando se extrae el agua de forma sostenible y se permite la recarga durante los períodos de suministro de abundante agua de superficie, las aguas subterráneas ofrecen oportunidades de almacenamiento que pueden servir como un amortiguador para compensar las épocas de sequía (WWAP, 2012). Esto no se aplica a las aguas subterráneas fósiles, un recurso que puede tener varios miles de años de antigüedad y no se repone de forma natural. Los recursos hídricos subterráneos son abundantes en muchas partes del mundo; sin embargo, hay evidencia clara de que el recurso está disminuyendo. Se calcula que 21 de los 37 acuíferos más grandes del mundo están gravemente sobreexplotados en los lugares donde se encuentran, desde China e India hasta Francia y Estados Unidos (Figura 2.6). A nivel mundial, la tasa de captación de agua subterránea está aumentando entre un 1% y un 2% al año (WWAP, 2012). Las aguas subterráneas que se encuentran bajo mayor presión están ubicadas en muchos de los mismos lugares donde el agua de superficie también está bajo una fuerte presión. La disponibilidad de agua también depende altamente de la calidad del agua. El agua de mala calidad no es apta para varios usos y el costo del tratamiento puede ser prohibitivo, agravando así la carga de la escasez económica del agua. Según un estudio reciente realizado por Veolia y el IFPRI (2015, p. 3): “se prevé que el deterioro de la calidad del agua aumente rápidamente en los próximos decenios, lo que, a su vez, aumentará los riesgos para la salud humana, el desarrollo económico y los ecosistemas”. La producción industrial, la minería y la escorrentía urbana sin tratar y las aguas residuales generan una amplia gama de contaminantes químicos y contaminantes patógenos que tienden a aumentar con el desarrollo urbano e industrial insostenibles. Las cargas de nutrientes por el uso intensivo de fertilizantes en la agricultura (nitrógeno, fósforo y potasio), que se espera aumenten hasta el año 2050 contribuyen a la eutrofización del agua dulce y de los ecosistemas marinos costeros. Se calcula que el número de personas que viven en entornos de alto riesgo por la calidad del agua debido a la excesiva demanda bioquímica de oxígeno (DBO) afectará a 1/5 de la población mundial en el año 2050, mientras que las personas que enfrentan riesgos debidos al exceso de nitrógeno y fósforo se incrementará a 1/3 de la población mundial en el mismo período (Veolia y el IFPRI, 2015). Los cambios previstos en los riesgos de calidad del agua varían a nivel de país y de cuenca. Se espera que el incremento a la exposición a los contaminantes se produzca en países de ingresos bajos y medio bajos, principalmente debido a la mayor población y al crecimiento económico en estos países, especialmente en los de África. Dado el carácter transfronterizo de la mayoría de las cuencas ribereñas, la cooperación regional será fundamental para abordar los desafíos proyectados en cuanto a la calidad del agua.

Mapa de escasez de agua

1 Poca o ninguna escasez de agua. Recursos hídricos abundantes en relación al uso, con menos del 25% de agua de río extraída para fines humanos.

2 Escasez física de agua (el desarrollo de recursos hídricos se encuentra próximo o ha excedido los límites sostenibles). Más del 75% de los caudales de ríos son extraídos para la agricultura, industria y fines domésticos (incluyendo el reciclaje y caudales de retorno). Esta definición – que relaciona la disponibilidad de agua con la demanda de agua – implica que las zonas áridas no necesariamente cuentan con escaza agua.

3 Próximo a la escasez física. Más del 60% de los caudales de río son extraídos. Estas cuencas sufrirán escasez física de agua en un futuro próximo.

4 Escasez económica de agua (El capital humano, institucional y financiero limita el acceso al agua aun cuando el agua en la naturaleza está disponible a nivel local para satisfacer las necesidades humanas). Los recursos hídricos son abundantes en relación al uso del agua, con menos del 25% de agua extraída de ríos para fines humanos, sin embargo, aún existe desnutrición. Fuente: CAWMA (2007, Mapa 2.1, p. 63), reproducido bajo autorización del Instituto Internacional de Gestión del Agua (IWMI).

Bibliografía: Unesco. (2016). Obtenido de Informe de las Naciones Unidas Sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo 2016: http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002441/244103s.pdf

Tags: #water #agua #planeta #escasez